Ruleta americana

¿Cómo funciona?

El juego de la ruleta se desarrolla en una mesa con un cilindro que está dividido en 37 casillas, numeradas del 0 al 36.

La casilla del cero “0” es verde, y las restantes, rojas y negras, alternativamente.

El objetivo es acertar la casilla donde caerá la bola.  Para ello, el jugador deberá colocar previamente su apuesta en la casilla o casillas del tapete que representan los números del cilindro.

Las apuestas se realizan con fichas que se adquieren en la mesa, pudiendo elegir tanto el color como el valor de las mismas.

El croupier hace girar la bola en el cilindro de la ruleta, y después de dar numerosas vueltas, ésta se detiene en una de sus casillas, señalando así el número ganador.  Los jugadores pueden hacer sus apuestas hasta el momento en que el croupier diga “no va más”.  A continuación, anunciará el número en el que ha caído la bola, lo señalizará en el tapete con el Dolly y pagará las apuestas ganadoras.

 

Tipos de apuestas

Apuestas a jugadas sencillas

El tapete destina a este tipo de apuestas un lugar en la parte inferior.  Las jugadas pueden ser las siguientes:

Rojo o Negro, que cubre todos los números del color que escoja.

Par o Impar, en la que elige entre todos los números pares o impares de la ruleta.

Falta o Pasa, que cubre los números del 1 al 18 si se apuesta a Falta, y del 19 al 36 si se apuesta a Pasa.

Esta apuesta se paga 1:1

 

Apuestas a jugadas múltiples

Con estas apuestas, el jugador cubre las siguientes posibilidades:

Doble columna o doble docena.  Se apuesta a 24 números, las dos primeras columnas o docenas o las dos últimas.  Esta apuesta se paga ½:1

Columna.  Se apuesta a una de las tres columnas, que se denominan 1ª, 2ª y ·º.  Esta apuesta se paga 2:1.

Docena.  La apuesta se realiza a los doce números que se encuentra en la docena escogida:  1-12, 13-24 y 25-36.  Esta apuesta se paga 2:1.

Seisena.  Se apuesta a los seis números que se encuentran en dos filas contiguas de tres números horizontales.  Se paga 5:1.

Cuadro.  Se apuesta a cuatro números contiguos en el tapete o al 0, 1, 2 y 3 – también llamados cuatro primeros -.  La ficha se coloca en el centro de los cuatro números.  Esta apuesta se paga 8:1.

Transversal.  Se juega a una de las filas del tapete o al 0, 1 y 2 o al 0, 2 y 3.   Se paga 11:1.

Caballo.  Se apuesta a dos números contiguos, ya sean en posición horizontal o vertical.  Se coloca la ficha encima de la línea que los separa.  Esta apuesta se paga 17:1.

Pleno.  Se apuesta  a un solo número.  Esta apuesta se paga 35:1.

 

Apuestas clásicas

En estas apuestas se toma como referencia la distribución de los números en el cilindro.  Suele ser el croupier quien emplaza este tipo de jugadas.

Vecinos de un número.  La apuesta se realiza sobre un número y los números que se encuentran a ambos lados de éste en el cilindro, ejemplo 21 y dos vecinos: 19, 4, 21, 2, 25.

Vecinos del 0 (o sector del “0”): Se juegan 17 números del cilindro.  Para realizar esta apuesta se necesitan nueve fichas: dos fichas a transversal 0, 2, 3; una ficha a  caballo a los números 4/7, 12/15, 18/21, 19/22, 32/35 y dos fichas al cuadro 25/29

Tercio del cilindro. Se juega con seis fichas y se cubren  los números comprendidos entre el 27 y 33.  Con esta combinación se juegan las seis fichas a caballos a los números, 5/8, 10/11, 13/16, 23/24, 27/30, 33/36.

Huérfanos.  Se juega con cinco fichas y se cubren ocho números: por un lado, los que están entre el 1 y el 9 y, por el otro, los que están entre el 6 y el 17.  Con esta combinación se juega una ficha a pleno al número 1 y una ficha a caballo a los números 6/9, 14/17, 17/20 y 31/34.

 

Finales

La apuesta se hace sobre todos aquellos números que finalicen con el número indicado.  Ejemplo final 4: 4, 14, 24, 34.

 

X